València y la Ciudad de las Artes y las Ciencias se preparaban para acoger a un nuevo festival de música urbana: El BigSound. Un festival que, de momento, solo tenía eso: el nombre. Teníamos todo por hacer. Y eso es genial. Pocos ingredientes pero muy sugerentes. Buscando entre los sonidos grandes que pudiéramos encontrar en un entorno urbano, llegamos hasta la iglesia. Un espacio con una acústica impresionante, que consigue hacer escuchar la música de sus campanas desde la otra punta de la ciudad y que reúne a sus feligreses sin falta a cada evento. La conexión era muy guay y sentimos que ese era el camino a seguir en la creación de marca de este festival.

  • AGENCIA: MONTAÑA
  • CLIENTE: BIG SOUND FESTIVAL
  • AGENCIA: MONTAÑA
  • CLIENTE: BIG SOUND FESTIVAL